Envíos a tiempo

Conocer las diferentes fases del proceso de importación desde China es vital para no sufrir retrasos en los envíos. Además, conocer festividades del país asiático también nos pueden solucionar algún que otro problema, pues nos van a permitir anticiparnos y que los envíos lleguen a tiempo.

Una correcta cadena de suministro es una de las mayores victorias que un proveedor puede conseguir, para ello solo debe de trabajar de manera adecuada. Pero no se trata de una tarea sencilla puesto que está afectada por otros factores como los problemas de calidad y otras series de problemas que no siempre van a depender de nosotros mismos. 

Así una de las principales diferencias entre un importador experimentado y uno novel, es que el primero estará preparado para evitar retrasos. Para ello habrá tomado las medidas necesarias.

planificación y control

Es más fácil evitar problemas si se realiza una evaluación periódica de los proveedores junto con la aclaración de las expectativas. De esta manera estaremos anticipándonos a algunos de los problemas más habituales que van a tener como consecuencia un retraso en la fecha de entrega. 

Un problema bastante habitual es que los proveedores no comprendan de forma correcta los términos que les estamos solicitando. Como norma general si el proveedor no nos comunica que no ha entendido nuestros requerimientos solo seremos capaces de descubrirlos en una fecha muy cercana al envío.  La consecuencia más habitual es un esfuerzo titánico para resolver los problemas a la vez que luchamos para que se cumplan los plazos, mucho más ajustados debido a la falta de comunicación. 

Pero este es el supuesto positivo, de alguna manera. El peor supuesto es que nos encontremos con que el proveedor no entendía nuestras exigencias una vez que el producto ha llegado a nosotros. En este caso los plazos se van a disparar y va a ser una verdadera pérdida de tiempo y dinero. Puede resultar catastrófico si se trata de la primera importación, o si tenemos mucho capital invertido.

comprender las necesidades de los futuros clientes

Se trata del “trabajo sucio” a la hora de realizar una importación, pe ro si queremos triunfar debemos de conocer el nicho de mercado en el que nos vamos a mover. Además de esto será verdaderamente importante conocer las expectativas de los consumidores respecto al producto. 

Debemos de conocer una gran cantidad de factores, como pueden ser calidad del producto esperada, materiales, público al que irá dirigida, pero otro aspecto que se olvida en algunas ocasiones pero que es muy importante, los plazos. Debemos de conocer los plazos que el cliente está dispuesto a esperar por nuestro producto. Existe una norma no escrita que estipula que el cliente estará dispuesto a aceptar un tiempo de espera mayor cuando se trata de elemento de gran valor y que debido a su complejidad y su volumen es comprensible un plazo de entrega mayor. Pero en los productos de nuestro día a día, la entrega debe de ser lo más rápido posible.

Muchos productos sufren modificaciones orientadas a que sus clientes obtengan algún tipo de ventaja, pero debemos de valorar si esta ventaja va a ser apreciada por el cliente. Pues de lo contrario nos puede repercutir en problemas de calidad y el resultado final no va a ser beneficioso. 

Un inciso, queremos aportar algo importante dentro de un proceso de importación:

Un buen proveedor es vital

Es más que evidente que un proveedor inadecuado no va sino a darnos problemas de todo tipo. Uno de los problemas más habituales de tratar con un proveedor inadecuado son los retrasos. 

Para evitar esto problemas podemos llevar a cabo auditorías o controles de calidad de esta formas estaremos anticipando algunos de los problemas. Además de tomar medidas como llevar a cabo una planificación adecuada o bien buscar un proveedor que nos ofrezca mejores condiciones. 

Desde Imporalia somos partícipes de los beneficios de una visita a las instalaciones de su proveedor pues le aportará gran información. Podrá comprobar de primera mano los siguientes puntos. 

  • Si la fábrica tiene una capacidad de producción adecuada 
  • Sí la fábrica cuenta con un calendario ordenado de los pedidos para de esta manera anticiparse a ellos y cumplir los plazos 
  • La presencia o no de un equipo de calidad independiente 

Una vez que tenemos el proveedor que mejor se adapta a nuestro requisitos es interesante conocer si el mismo nos reembolsará un porcentaje del pedido si aparece una cantidad significativa de productos defectuosos. Además una vez comprobado el problema intentará diseñar este de nuevo para que no aparezcan más problemas. Son solo algunos tips, que nos pueden ayudar en nuestra importación desde China. 

controles los estándares de calidad

Establecer estándares de calidad sin duda es vital, pero también hemos de ser conscientes que van a suponer retrasos en la producción. Por lo tanto hemos de realizar una ponderación entre el retraso y la calidad de nuestro producto. Siendo conscientes de que la calidad es uno de los pilares de cualquier producto, sobre todo cuando importamos bajo nuestra propia marca. El principal problema con los estándares de calidad no es establecerlos sino cuando no se hace de manera correcta. Se espera a momentos antes del envío para realizar la comprobación. Así puede ocurrir que cada parte tenga un estándar de calidad esto es: 

  • El cliente puede tener uno o varios estándares de calidad 
  • El equipo de control de calidad presenta otro diferente 
  • El proveedor tiene otro diferente 

¿Cuál es el problema de esto? Pues que el proveedor puede considerar un defecto como menor mientra que para el cliente o para el equipo de control puede ser un defecto que hace el producto inservible. Es decir no existe un criterio único y por lo tanto, son muchas las posibles interpretaciones. 

Pregunte a sus futuros clientes cuáles son sus requisitos para su producto. Reciba comentarios de su proveedor sobre capacidad para garantizar que estas expectativas se logren. Y trabaje con su equipo de inspección para desarrollar criterios para evaluar el producto durante la inspección.

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.