Año nuevo Chino, como puede afectar a los importadores.

Como la mayoría sabréis, el año nuevo Chino es la época festiva más importante a lo largo del año. Las semanas previas, durante y después del año nuevo chino (CNY), los fabricantes Chinos paralizan sus actividades y desconectan de la actividad diaria para dedicarse a pasar más tiempo con la familia y disfrutar de sus vacaciones. Estas merecidas vacaciones son muy esperadas por los trabajadores Chinas, pero si estudiamos como afecta esta época a los importadores, la visión es totalmente diferente

Saber más
Año nuevo Chino, la época festiva más importante del año.

Como la mayoría sabréis, el año nuevo Chino es la época festiva más importante a lo largo del año. Las semanas previas, durante y después del año nuevo chino (CNY), los fabricantes Chinos paralizan sus actividades y desconectan de la actividad diaria para dedicarse a pasar más tiempo con la familia y disfrutar de sus vacaciones. Estas merecidas vacaciones son muy esperadas por los trabajadores Chinas, pero si estudiamos como afecta esta época a los importadores, la visión es totalmente diferente.

 Independientemente del CNY, los importadores deben de planificar sus compras al menos con seis meses de tiempo para que todo pueda ser coordinado y llevado a cabo de forma correcta. Si conseguimos planificar todo con este espacio de tiempo, lograremos el producto esperado en el momento correcto. Pero no olvidemos que el año nuevo Chino debe de ser una fecha a tener en cuenta en todo momento.

 Vamos a analizar tres épocas, en primer lugar las semanas previas al año nuevo Chino, siguiendo con las semanas en las que se celebra dicho evento, y terminando con las semanas siguientes al acontecimiento.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

pre, durante y post.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

Aunque muchos importadores crean que las semanas previas al año nuevo Chino todas las fabricas funcionan de igual forma, es algo equivocado. La gran mayoría no solo deja de aceptar pedidos en esas semanas previas, sino que un mes previo al CNY ya dejan de aprobar nuevas ordenes. Esto es debido a varios factores, el primero que conforme se va a acercando estas fechas, los subcontratistas aumentan los precios de la materia prima, y por lo tanto su margen de ganancia disminuye considerablemente. Otra razón es que el precio de la logística también aumenta en esas semanas, por lo tanto otro factor en contra que nos encontramos en este periodo.

 Durante el  nuevo año chino, todas las fabricas y tiendas directamente cierran. Para este periodo no hay ningún pedido programado, y por lo tanto todo esta completamente parado. Así que intentar contactar con nuestro proveedor durante el CNY es una perdida de tiempo, para ellos el disfrutar con la familia de estos días, es algo sagrado.

Semanas posteriores al CNY, en mi opinión una de las fechas más a tener en cuenta durante todo el proceso productivo de los fabricantes Chinos. Muchos importadores ponen en cola sus pedidos para justo después del año nuevo chino, pensando que en cuanto el personal de la empresa vuelva al trabajo el día correspondiente, el pedido empezará a procesarse de igual forma. El problema que encontramos aquí, es que entre el 40%-50% de los trabajadores de las fabricas no vuelven después del año nuevo Chino, es decir migran o directamente buscan otro empleo. Es obvio que cuando ocurre esto, algo que es usual en China, las fabricas deben de emplear semanas incluso meses en reclutar y formar a nuevos trabajadores. Este es uno de los motivos que explica un mayor número de problemas de calidad entre los meses de marzo, abril y mayo.

DEMOS MARGEN DE TIEMPO.

La única forma de poder realizar todas las maniobras correspondientes a una  buena importación, es planearlo todo con el adecuado margen de tiempo.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

El desconocimiento de muchas pequeñas y medianas empresas que realizan sus pedidos en las fechas habladas anteriormente, provoca problemas en alguna de las etapas del proceso de importación. Es de vital importancia prever estas fechas y utilizar un buen margen de tiempo para poder maniobrar con los fabricantes, evitando así futuros problemas en calidad.

Desde mi experiencia personal, hablando en confianza con algunos de nuestros proveedores, nos confirman que en algunos años más del 60% de los trabajadores migraron después del CNY, y que poner la empresa en marcha de nuevo lleva varios meses de duro trabajo. Todos coinciden en retrasar los pedidos durante esos meses para asegurarnos un menor número de artículos defectuosos, ya que aunque la empresa no este al cien por cien, siguen produciendo para poner mantenerse a flote.

Por último, comentar que muchas fabricas que están en bancarrota y que aguantan para cerrar sus empresas hasta que llega el año nuevo chino, esto quiere decir que tendrán deudas y aceptaran pagos iniciales de clientes aun sabiendo que no van a poder hacer frente a sus pedidos. Ya no tienen ninguna reputación que mantener, ni tampoco tienen nada que perder. Realmente estamos ante un mercado muy eficiente y competitivo, pero de igual forma complejo, ponerse en manos de expertos puede ser el camino más correcto para conseguir nuestros objetivos.