Desde la Antigüedad...

Desde la Antigüedad hemos estado preocupados por el control del tiempo, en ocasiones ha llegado a ser objeto de estudio. Considerado el control del tiempo como uno de los grandes avances, aun así solamente somos capaces de determinar con precisión un hora establecida para todos y es en este momento cuando el reloj se convirtió en imprescindible para muchos de nosotros. 

Pero el tiempo es algo inmaterial que sigue siendo objeto de admiración. De igual forma los relojes siguen siendo objeto de admiración, y es raro quien no cuenta con al menos uno de estos artilugios. 

Los tiempos han cambiado a la par que los relojes. Hemos pasado de grandes instrumentos que necesitaban de cuidados especiales, hasta relojes de precisión que no necesitan de ninguna fuente de energía. Y ahora ha llegado el boom de los smartwatch o relojes inteligentes. Con estos las posibilidades se han visto multiplicadas. 

¿ESTÁ LA INDUSTRIA RELOJERA EN CRISIS?

Será probablemente la pregunta que todo importador se haga si está interesado en el mercado de los relojes. 

Más que un deceso de las ventas de relojes, lo que se ha producido es un cambio de paradigma. Así ahora el reloj tradicional ha cedido gran parte del protagonismo a las nuevas formas, en las que la tecnología ha adquirido gran protagonismo 

Lo cierto es que tras un pequeño retroceso la industria se está recuperando con bastante comodidad. Y el mercado de importaciones y exportaciones de relojes ha visto recuperado el papel que había tenido años atrás.

NUEVAS TENDENCIAS

Hace unos años atrás la máxima de un reloj, debía de ser la precisión. De nada servía todo lo demás si no se daba esta premisa. 

Pero en la actualidad la precisión de los relojes está prácticamente garantizada. Por este motivo, sus funciones se han visto incrementadas y se han convertido en verdaderos centros de control de nuestra vida. No es raro quien lleva un reloj pulsómetro, que además recibe los mensajes de tu teléfono, te controla la agenda e incluso te señala cuando es el momento para que despegues el culo de la silla y te pongas hacer deporte. 

En este abanico de posibilidades que se ha abierto la industria de calidad china tiene mucho que ver. 

Cada vez más los clientes solicitan nuevas funciones para su teléfono en este sentido el 

gusto por la tecnología del que China siempre ha destacado puede ser muy importante.

MATERIALES DE UN RELOJ

No hay una fórmula del éxito a la hora de hacer un reloj. Son mucho y muy variados los productos que nos encontramos en el mercado. Desde los materiales más típicos hasta los nuevos materiales plásticos y los productos tecnológicos que cada vez más cuentan nuestros relojes. 

Un mercado como el Chino, es un lugar ideal para la fabricación de relojes debido a la gran cantidad de materiales con los que cuenta el gigante asiático. Además, la implantación de las nuevas fuentes de tecnología es otro de los factores a la hora de comenzar a importar relojes desde China. 

Un inciso, queremos aportar algo importante dentro de un proceso de importación:

¿CALIDAD EN CHINA?

Como ya hemos comentado en más de una ocasión el mercado chino está experimentando un cambio considerables, especialmente gracias a políticas como China 2025. Que han supuesto un nuevo enfoque del sector industrial en China. 

Ahora lo que se está realizando es un mayor esfuerzo por aumentar la calidad de sus productos. Acercando de esta manera a un público que hasta ahora no habían copado. 

Y es el sector relojero uno de los beneficiados, pues si algo debe de primar en un reloj es la calidad. Nadie va a comprar un reloj que se atrase o esa alarma que no suena en el día que más lo necesitas. 

En este sentido, los importadores deben de dejar de ver a China como un mercado donde encontrar productos de baja calidad, para darse cuenta que es un lugar donde encontrar productos de gran calidad a precios competitivos. 

Por lo tanto, desde ahora una de las mayores preocupaciones de muchos importadores se está viendo disipada por estos vientos de cambio.

CONCLUSIONES

Puede ser este punto de inflexión una gran oportunidad para todos aquellos que desean empezar en el mundo de las importaciones desde China. 

Para ello solo necesitan, tener una buena idea, y qué mejor manera de conseguirlo que con nuestra propia marca. Esto nos va a permitir diferenciar nuestro producto de otros similares priorizando aquello que consideremos más importante. 

Además será vital encontrar un buen proveedor, con el que establecer una buena relación comercial. 

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.