consideraciones iniciales


No solo mediante la negociación del precio podemos ver aumentados nuestros márgenes comerciales en nuestras importaciones desde China.

La gestión de las muestras. Se trata de una cuestión que la mayoría de los importadores desconocen. Sobre todo, aquellos que están empezando en el mercado. En muchos ocasiones el proveedor estará abierto a realizar la devolución del precio de las muestras cuando realicemos el primer pedido.

Pero estará en nuestras manos el realizar la petición en el momento, pues de otra manera el proveedor no realiza dicha devolución. Pues él no obtiene con esto ningún beneficio más allá de mejorar nuestra relación comercial y hacerla más fluida y cercana. Pero incidimos en que se trata de una cuestión que no va a ser tomada de manera unilateral por el proveedor sino que será necesario que el importador la solicite.

También hemos de señalar que no todos los proveedores van a estar abiertos a realizar esta devolución. Por lo tanto, es imprescindible que la petición se realice de manera educada y en ningún caso en términos imperativos. Pues si esto ocurre puede repercutir en nuestra relación con el proveedor, y conllevar una mala comunicación futura.

COMPENSACIÓN EN CASO DE PRODUCTO DEFECTUOSO

Ya hemos hablado de que debemos de hacer en caso de productos defectuosos. Somos conscientes que los problemas no son algo que se pueda eliminar en su totalidad y si bien son muchas las maneras que tenemos para intentar anticiparnos a estos y reducir los posibles costes que nos puedan ocasionar.

A veces los problemas van aparecer en este caso lo que debe hacer es hacer una recopilación de los posibles defectos y trabajas que tengan los productos. Así de esta manera elaborará un informe para nuestro proveedor en el cual, solicitaremos que estos productos sean reemplazados en el siguiente envío.

Se trata de la mejor manera de conseguir que los productos defectuosos sean compensados, pues cualquier otra petición puede resultar excesivamente costosa tanto en tiempo como en dinero. Haciendo que finalmente no obtengamos compensación alguna.

Por lo tanto, lo primero será establecer medidas para comprobar la calidad de los productos. Otra buena medida será el establecimiento de medidas que permitan comprobar la trazabilidad del producto.

REDUCCIÓN DEL PRECIO DEL TRANSPORTE

Ya sabemos que en muchas ocasiones el gasto en transporte es uno de los elementos que nos nos permiten aumentar en mayor medida nuestros márgenes comerciales.  Así en muchas ocasiones, vamos a desistir de llevar a cabo una importación al ver que nuestro beneficio se equipara al que obtendremos en el mercado nacional tras el pago de los gastos de transporte.

Si ya somos importadores que movemos cierta cantidad considerable de productos y nuestra relación comercial con el proveedor es estable y consolidada en el tiempo, una posible solución será solicitar a este el pago del envío.

Parece algo complicado, pero en realidad es mucho más factible que solicitar una rebaja en nuestro producto. Si bien no siempre van a aceptar todo el pago del envio en algunas ocasiones aceptarán compartir los gastos del envío, sobre todo si se trata de transporte marítimo.

GASTOS DE EMBALAJE

Prácticamente en los mismos términos que lo mencionados en el apartado anterior cuando nuestra relación adquiera cierta relevancia podemos exigir un cambio en el embalaje de nuestro producto.

Y podremos repercutir parte del precio del embalaje en nuestro proveedor o al menos que este asuma parte del precio total.

CONCLUSIONES

Como hemos visto son varias las maneras para ver aumentados nuestros márgenes comerciales en nuestra importación desde China.  Pero todos estos consejos tienen un punto en común bastante importante. Ese punto no es otro que un relación comercial estable y con unas cantidades bastante importantes.

Por lo tanto, que queremos señalar con esto, desde Imporalia sabemos que los beneficios se ven aumentado exponencialmente cuando nuestra relación comercial se asienta y adquiere un volumen elevado. Esto no significa que esté limitada a grandes importadores, que si es verdad, que lo tiene más fácil. Lo único que queremos decir es que los pequeños y medianos importadores, deberán de asumir unas cantidades de compra superiores.

Superiores a las que realizaban en el mercado nacional, y por tanto, deberán realizar una planificación adecuada, almacenaje del producto que no sea inmediatamente puesto en venta.

De esta manera cualquier persona puede realizar una importación solo hemos de tener en cuenta todo lo ya señalado.

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.