Nociones básicas

Una revolución está teniendo lugar en china continental, si bien ya hemos hablado de este fenómeno de forma escueta en alguno de otros artículos es hora de afrontar por primera vez un análisis más pormenorizado. Por lo tanto, ante esta nueva situación solo caben dos posibilidades aquello que se van a sumara a ella y, por otro lado, aquellos que van a ser “eliminados” por no adaptarse.

En este contexto cobra especial fuerza la frase por todos conocida, renovarse o morir.

¿qué es China 2025?

Es una estrategia del gigante asiático, para impulsar y dar un giro de 180 º a su industria. Para dejar de ser sinónimo de cantidad para convertirse en el referente en lo que se refiere a calidad del producto. Además, no solo se van a focalizar en una mejora considerable de la calidad de sus productos que consiga situar a los proveedores chinos en el centro del mercado, sino que va a hacerlo de una manera eficiente. Por lo que se trata de un proyecto de dimensiones colosales y con una gran repercusión a nivel mundial.

Se trata de una política que tendrá repercusiones a nivel mundial, pues China es una de las grandes potencias y cualquier decisión que se tome en este sentido debe de preocuparnos, en el sentido de conocer los detalles del plan para beneficiarnos del mismo y no saber como reaccionar.

LA necesidad de china 2025

Es por todos sabido, que los importadores recurren a China para beneficiarse de los bajos precios y así mejorar sus beneficios. Pero está situación puede estar a punto de cambiar, lo que no quiere decir que no podamos seguir beneficiando de una importación con China, sino que ahora el enfoque será diferente. El plan viene motivado por una serie de factores como entre otros:

  • Aumento de los salarios de los trabajadores
  • Disminución de la productividad, que se ha reducido en más de un 8 %.  p
  • Envejecimiento de la población y por consiguiente de las personas en edad de trabajar.

Sin duda, el gran desarrollo alcanzado por China, motiva éstas políticas, pues ha evolucionado hacía unas mejores condicione sociales, dejando de ser aquella gran fábrica “low cost” que fue en su momento. Por lo tanto, enfoca su industria hacía un sector más especializado en el cual la calidad es su seña de identidad.

China ha cedido su puesto como país de mano de obra barata a otros países que debido a que están incursos en procesos de desarrollo presentan unos costes inferiores, tal y como haría China en su momento. Se trata de un proceso evolutivo.

Ya no hay marchas atrás, China no puede competir en precio con sus vecinos del continente asiático. Pues los trabajadores no aceptarán un salario menor, por lo que China se ha visto obligada a cambiar su política, lo que visto desde el punto de vista del importador puede ser muy positivo, pues repercute en una mejora considerable de los productos y la gran automatización que se está produciendo no ha provocado que los precios se disparen.

Metas made in china 2025

Se trata de un proyecto a largo plazo y que culminará en 2025. Pero los beneficios se prolongarán mucho más allá en el tiempo y podríamos decir que pueden cambiar el concepto de China para siempre.

Si bien, se trata de un proyecto general, se centra en una serie de ámbitos como:

  1. Aviación
  2. Equipamiento marítimo de alta tecnología.
  3. Equipo de transporte ferroviario
  4. Herramientas de control numérico y robótica.
  5. Maquinaria de agricultura
  6. Nuevos materiales
  7. Vehículos de ahorro de energía y nueva energía.

Como vemos, los esfuerzos van enfocados hacía las nuevas tecnologías, China quiere adelantarse al futuro y ser la primera en los grandes avances que están por llegar.

autosuficiencia

Aún siendo China una potencia en casi todos los sentidos, todavía depende en cierta medida de la tecnología de países extranjeros. Pero actualmente con el aumento de la producción nacional en estos materiales, China está casi lista para la autosuficiencia tecnológica, no será a corto plazo, pero es sin duda uno de los objetivos.

Gran esfuerzo se está poniendo en que la producción nacional se exporte con su propia marca y que logre situarse en los puestos de cabeza. Si bien aún están lejos de conseguirlo, cada día más marcas chinas empiezan a ser el centro de atención en todo el mundo.

El objetivo es dejar de ser el lugar donde las grandes marcas fabrican sus productos, para pasar a ser las propias industrias chinas las grandes marcas, lo que acarreará un beneficio económico importante.

¿Cómo afecta made in china 2025 a los importadores?

 

Las mayores tendrán lugar si su producto está en los incluidos en los sectores más afectados. Pero repercutirá, aunque sea de forma más leve en el resto de los sectores, pues debemos recordar que China es el mayor exportador del mundo por lo que cualquier acción que tenga que ver con su industria afectará a nivel global.

 

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

Mayor calidad

El pilar de está revolución se basa en una mejora de la calidad de los productos manufacturados. 

Lo que se pretende es alcanzar cotas de calidad que compitan directamente con los países occidentales, si bien ya encontramos productos de enorme calidad en las grandes empresas chinas, se trata de una revolución que afectaría a todo el tejido industrial.

Centrados en la tecnología

Si desde hace ya unos años, las exportaciones en alta tecnología habían superado al resto, esto no significa que el resto de las industrias, sino que habrán de realizarse unos pequeños ajustes con cadenas de montajes y suministro más desarrollas que casi con total seguridad van a permitir ha China seguir siendo el principal exportador del mundo.  

Pero si es cierto, que puede que progresivamente sectores fuertes hasta este momento como el textil o el calzado vean un deceso de sus importaciones, debido a una mayor especialización en la alta tecnología, pero debemos recordar que actualmente China es el armario del mundo, la mayoría de la ropa que consumimos es fabricada en el gigante asiático.

Nuevas oportunidades

Como señalamos al principio es el momento de unirse a la revolución y sacar partido de la situación. Debemos de ser inteligentes y conocer los cambios del mercado y asociarnos con las grandes empresas chinas, con ganas de salir al mercado occidental. Por lo tanto, se abre una nueva ventana que permitirá mantener activas nuestras relaciones comerciales y si ya estamos en el mercado chino y jugamos bien nuestras cartas probablemente podamos obtener grandes ventajas.

Estas relaciones se están dando sobre todo en sectores relacionados con la alta tecnología y la robótica, pero tan solo, hemos de tener una buena idea y saber como sacar beneficio de la situación.

Por lo que la nueva dinámica, o más bien, otra vía de negocio, van a ser las asociaciones con empresas chinas, con lo que las segundas van a conseguir mejorar la calidad de sus productos y de esta manera cumplir con los estándares de calidad internacionales, lo que además conllevará un mejor acceso al mercado internacional, para pelear en condiciones de igualdad.

en resumen

Es obvio que los fabricantes chinos ya a día de hoy mientras estamos escribiendo este artículo, fabrican productos de primera calidad, pero lo que se pretende es reducir la brecha entre estos productos y los que actualmente no presentan estos niveles de calidad y que por tanto no pueden luchar en el mercado occidental.

Lo principal como importadores es se realistas con las expectativas de negocio, establecer técnicas de negociación adecuadas y exigir calidad en nuestros productos, si somos capaces de realizar todo esto China 2025 reforzará nuestra posición.