Importación de muebles desde China

Los muebles son uno de los elementos imprescindibles en cualquier hogar, además de oficinas, estudios, colegios y un largo etcétera. Además, es un producto en el que se busca la calidad, pues vamos a intentar que estos duren el mayor tiempo posible. No estamos cambiando los muebles de nuestro hogar cada tres años. El problema radica en que en muchas ocasiones los muebles de primera calidad suelen tener precios privativos. Por este motivo recurrimos a muebles de segunda, lo que tiene como consecuencia que los mismos no cumplen con lo que esperamos de ellos.

Por este motivo la importación de muebles desde China es una gran oportunidad. Se trata de productos de primera calidad además de asequibles para el bolsillo de cualquier consumidor. Es en este momento donde al futuro comprador le surge la pregunta de cómo realizar una importación. La verdad que se trata de un proceso relativamente sencillo y que una vez realizada la primera importación será como coser y cantar. Pero de todas formas desde Imporalia vamos a dar algunos consejos para hacerlos más sencillo.

Como ya hemos señalado en otros artículos. Los productos chinos han eliminado el estigma de baja calidad y ahora mismo destacan por estar enfocando sus esfuerzos en ofrecer productos de primera calidad. Por esta razón cada vez más los productos chinos son reclamados por su elevada calidad. Y esto mismo ocurre con los muebles fabricado en el gigante asiático. Estos destacan por tener un gran durabilidad junto con unos acabados muy cuidado, si a todo esto le sumamos un precio más que competitivo, nos encontramos ante el producto perfecto.

Por ello, son muchos los compradores que adquieren los productos en China para posteriormente revenderlos en su país de origen. Además algunas grandes compañías han traslado sus centrales de fabricación a China. Con ello podemos establecer dos líneas de conexión. La primera de ellas que están abaratando el precio del producto. La segunda, si grandes marcas trasladan allí su sedes de fabricación, esto repercute en que los estándares de calidad de dicho fabricante van afectar al producto local, por lo cual la calidad se verá favorecida.  

Foshan, núcleo neurálgico de la industria mobiliaria

Se trata sin duda del principal núcleo comercial en lo que respecta a mobiliario. Dentro del gran conglomerado que es Foshan, nos encontramos con una amplia red de mercados, cada uno de ellos especializado en un producto o un estilo concreto. Así habrá un mercado vanguardista, un estilo clásico… tan solo hemos de acudir al que más se asemeje a nuestras expectativas. 

Pero como futuros importadores tenemos que señalar en rojo un punto, no es otro que el mercado al por mayor de Shunde. Se trata de un espacio gigantesco en el que podemos encontrar casi cualquier mueble que necesitamos.

Está abierto todo el año, pero a lo largo de este realiza dos exposiciones generales conocidas como la Feria de los muebles del dragón. se trata de todo un evento. Y como no una oportunidad única para establecer contactos con posibles proveedores, ver muestras y comprobar de primera mano el producto. Así que si te decides en imporalia contamos con un servicio de acompañamiento.

Pero...vivimos en la era de internet

Claro está todo lo anterior es una opción perfecta. Pero siendo realista no todo el mundo dispone del capital o del tiempo necesario para viajar a China. Además en la mayor parte de las ocasiones los problemas derivan más bien del desconocimiento del mundo asiático y de su idioma, que son algunas de las principales trabas. Por ello, otra opción igual de recomendable y más cómoda, es contactar con los proveedores por las plataformas comerciales. Entre ellas, destaca especialmente Alibaba. En los últimos tiempos ha surgido algunas estafas que han hecho que muchos importadores estén recelosos a la hora de usar este tipo de plataformas.   Si bien no es lo más habitual sufrir un estafa por el mero hecho de usar estas plataformas, lo cierto es que debemos de tomar una serie de precauciones, para evitar todo estos problemas. 

Así desde Imporalia, consideramos que Alibaba, así como otra serie de plataformas comerciales, son una magnífica oportunidad para encontrar proveedores y entrar en contacto y tras estar seguros de que no es una estafa continuar la comunicación por medio más convencionales.

Empresa de Compra

Se trata de otro método muy utilizado por los compradores en China. Además, es uno de los métodos más seguros además porque estás confiando la tarea a especialistas en la materia. Pero su hándicap es que nos va a suponer un sobrecoste. Motivo por el cual hemos de ponderar los pros y los contras. 

Una de las principales ventajas de estas empresas de compras, es que se trata de expertos con años de experiencia y que cuentan con un gran conocimiento del mercado chino. Así tras contactar con ellos, y establecer el tipo de producto que queremos, ellos se encargaran del resto del proceso, contactará con los proveedores, visitarán ferias y establecerán las característica del producto. Por lo que el proceso de importación se va a ver simplificado de manera considerable. Además se encargan de una de las fases más laboriosas, las búsqueda de proveedores. Se trata de un solución muy recomendable, sobre todo aquello que no  tienen un equipo de cadena de suministro en China, pues estos se encargaran de respaldar el control de calidad y el proceso de inspección.

Si bien se trata de un proceso en el que debe de primar la confianza en tu agente de compras, pues este va a tener en su manos un gran poder. Pero una vez superadas las reticencias iniciales se trata de una excelente manera de realizar una importación. Por lo que, a la hora de contratar un agente de compras, hemos de valorar su experiencia y el conocimiento del mercado, pero sobre todo la confianza que no genere. 

Fecha de entrega

Otro de los factores claves a la hora de realizar un compra en China es tener en cuenta las fechas estimadas de entrega. Se trata de una fase muy importante, pues debe estar sometida a una gran planificación. Tenemos que ser conscientes que para muebles el envío marítimos es el más eficiente de todos, pues aunque su entrega se puede demorar hasta 40 días, comparado con el resto es el que presenta uno precios más atractivos, que nos permitirán mantener nuestros márgenes comerciales. Por ello, recomendamos encarecidamente que los futuros compradores sean conscientes de estos plazos y que se adapten a ellos. De esta forma evitaremos problemas como la falta de stock. 

La planificación es la mejor forma de luchar contra estos grandes plazos. Para ello vamos a poner un ejemplo. Una vez que hayamos contactado con nuestro proveedor. Establecidos las características de nuestro producto y nuestro producto esté fabricado (en ocasiones el proveedor debe fabricar nuestro producto desde 0 lo que ralentiza el proceso aún más), si vamos a seguir con la relación comercial, lo ideal será ir preparando el siguiente pedido para que no tengamos problemas. 

Para estar seguros de que el producto va a cumplir con nuestra expectativas y sobre todo de cara a la primera importación, podemos solicitar al proveedor muestras del producto, así garantizaremos la calidad del producto sin tener que esperar al envío del lote completo. 

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.