La importación de ropa de niño desde China

En esta pequeña guía enfocada a la importación de ropa de niño, nos vamos a enfocar principalmente en las regulaciones que se aplican al producto a nivel europeo. Esto, a diferencia del resto de guías, es porque conocer el cumplimiento de estas, es de vital importancia para realizar una importación de este tipo de productos.

Para la ropa de niño, comprar productos chinos ya fabricados es posible que no sea la mejor opción. Entre otros motivos, porque en china se fabrica en muchas ocasiones con una serie de sustancias que no están permitidos en Europa.

Para evitar problemas en aduanas o al comercializar los productos posteriormente, recomendamos leer esta guía al completo. De esta forma, conseguiremos entender cuales son los pasos o procedimientos que debemos de llevar a cabo antes de comenzar con la búsqueda de proveedores chinos.

Inconvenientes al importar ropa de niño desde China

Los productos para niños, incluida la ropa, están estrictamente regulados en todos los mercados principales, incluyendo la unión europea. El hecho de no cumplir con las regulaciones que se aplican puede conllevar grandes multas y como no, la retirada completa de la mercancía por las autoridades aduaneras.

La pregunta del millón, ¿Quién será el responsable de garantizar el cumplimiento al importar ropa para niños? Solo hay una respuesta y sin excepciones, el importador. Esta responsabilidad no puede ser transferida a un fabricante extranjero. Por lo tanto, garantizar el cumplimiento es el principal reto al importar ropa para bebés y niños. 

La mayoría de los proveedores chinos, no pueden cumplir con las regulaciones que se exigen. Las regulaciones en estos productos se aplican a numerosos elementos: sustancias, propiedades físicas, etiquetado, etc.

Un fabricante debe cumplir al menos, con lo siguiente:

  • Tener experiencia previa en la fabricación de artículos de acuerdo con las normas E ISO (UE).
  • El fabricante debe contar con subcontratistas de telas y componentes capaces de controlar X sustancias. (Un ejemplo de sustancia regulada sería el plomo)

La mayoría de los fabricantes chinos no están focalizados principalmente en los mercados occidentales. Por lo tanto, no tienen un incentivo real para garantizar el cumplimiento de las normas y regulaciones aplicables en estos países. Esta, es la razón por la cual encontrar un fabricante chino adecuado puede llevar bastante tiempo y trabajo.

Muchos proveedores en el mercado no son fabricantes, sino trader (Puedes ver aquí la diferencia entre ambos). Las pequeñas empresas cuando buscan en plataformas como Alibaba, suelen fijarse primero en los traders, ya que tienden a ofrecer requisitos de cantidad mínima de pedido (MOQ) ligeramente más bajos en comparación con los fabricantes. Sin embargo, los artículos que se ofertan, en general, son productos fabricados para el mercado nacional chino, que por supuesto, no se fabrican de acuerdo con las normativas europeas.

Por lo tanto, los importadores de ropa para niños únicamente les quedan una opción, que es la de realizar pedidos exclusivamente a fabricantes que puedan mostrar un amplio cumplimiento previo en relación con las regulaciones pertinentes. La mala noticia, es que esta opción requiere de cantidades mínimas de compra más grandes, que a menudo oscilan entre las 500 y 1.000 unidades. La buena noticia, es que estás cantidades puede ser muy negociables o flexibles.

Regulaciones de sustancias para ropa de niño importada de China

La EN 71 y el REACH restringen el uso de diversas sustancias en Europa. Sustancias como el plomo, el cadmio y el formaldehído (un químico que se encuentra en los textiles).

Muchos fabricantes chinos trabajan en cumplir con estas regulaciones, pero el problema es que el contenido de los productos químicos no está en todas las ocasiones bajo su control. Las telas y otros componentes, como las cremalleras o los botones, se compran a subcontratistas, por lo que no siempre se puede tener un buen control de estos.

Para que un proveedor cumpla con los requerimientos, debe de haber establecido relaciones con subcontratistas de tejidos capaces de garantizar dicho cumplimiento. Muchos de estos, no pueden hacerlo.

Hasta que no tengamos un informe de pruebas del producto, no podremos afirmar la conformidad del producto. Es probable que un proveedor que pueda demostrar un amplio cumplimiento con informes de pruebas recientes garantice el cumplimiento. Mientras que, un proveedor que no pueda proporcionar ningún informe de pruebas es muy poco probable que posea esta capacidad.

Un inciso, queremos aportar algo importante dentro de un proceso de importación:

Requisitos de etiquetado para ropa de niño importada desde China

Aunque cada mercado o industria tiene unos requisitos de etiquetado concretos, para la ropa enfocada a niños existen unos determinados. El incumplimiento de todos los requisitos de etiquetado aplicables es una razón suficiente para que las autoridades aduaneras retiren nuestra mercancía antes de que entre al mercado.

Algunos de los aspectos que deben ir en la etiqueta serian:

  • País de origen.
  • Contenido de fibra.
  • Etiquetas de advertencia.
  • Formato de tamaño.
  • Instrucciones de lavado.

Entendido esto, garantizar el cumplimiento de los requisitos de etiquetado es muy simple. Simple, en comparación con las complejidades y riesgos de las sustancias circundantes, la inflamabilidad del producto o las propiedades físicas. Sin embargo, nunca asumamos que el proveedor es consciente de cómo debe etiquetarse un producto enfocado a nuestro mercado. Los importadores debemos proporcionarles un archivo de diseño que al menos, hable de lo siguiente:

  • Texto
  • Gráficos
  • Colores
  • Dimensiones

Test de pruebas para nuestra ropa de niño importada desde China

A diferencia de la ropa fabricada para adultos, las pruebas de sustancias a menudo son obligatoria al importar ropa para niños. Estas pruebas no son gratuitas, y es el importador quien debe hacerse cargo de los gastos.

Compañías de prueba, como SGS o Bureau Veritas, cobran según el número de variaciones, no por artículo. Por lo tanto, un artículo hecho del mismo tejido, pero en dos colores diferentes, se cuenta como dos pruebas. Por ello, los costos de prueba de sustancias se basan completamente en el número de telas y colores diferentes. Suponiendo que compre una cantidad de artículos, todos hechos de diferentes telas y en varios colores, la factura por los costes de las pruebas puede ser bastante elevada.

Esto, puede ser un problema importante para pequeñas y medianas empresas.

La única solución para esto es simplificar la cantidad de materiales y colores. Es decir, usar los mismos tejidos y colores en tantos productos como sea posible. 

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

Consejos para seleccionar a un proveedor adecuado

El cumplimiento de las regulaciones que se exigen en nuestro país es sin duda el principal criterio de calificación para seleccionar un fabricante de ropa para niños y bebés. Es bastante atraso, el considerar como requisitos claves los precios, la calidad del material o la MOQ, antes de confirmar que el fabricante está dentro de los proveedores capaces de fabricar para nuestro mercado.

Los requisitos para tener en cuenta a hora de seleccionar a nuestro proveedor serian:

  • ¿El proveedor está registrado como fabricante de ropa para bebés y niños?
  • ¿Cuáles son sus mercados principales?
  • ¿Puede el proveedor mostrar informes de pruebas de sustancias relevantes?
  • ¿Puede el proveedor mostrar los informes de pruebas ISO?
  • ¿Puede el proveedor fabricar una etiqueta de acuerdo con las especificaciones exigidas?

Algunos requisitos de calificación más secundarios serían:

  • Materiales y calidad de los componentes.
  • Capital registrado.
  • Protocolos de cumplimiento social e informes de auditoría.
  • Sistemas de gestión de la calidad.
  • Referencias del comprador.

¿Necesitas ayuda con la importación de ropa de niño desde China?

Como consejo, para llevar un proyecto enfocado a la importación de ropa de niño desde china, hay que hacer frente a una serie de gastos extra, que no encontrarás en otras industrias. Gastos como, por ejemplo, los costes en pruebas de laboratorio o el hacer frente a cantidades mínimas de compra más altas. 

Entendido esto, desde Imporalia podemos llevar a cabo proyectos de esta índole, trabajando y desarrollando producciones que cumplan con las regulaciones habiendo seleccionado minuciosamente a cada fabricante. 

Si tu objetivo es un proyecto relacionado con la importación de ropa de niño o bebe desde China, contacta con nosotros y pide presupuesto, podremos asesorarte en cada una de las etapas dentro de la importación.

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.