Fabricar en china, un mundo de posibilidades

Desde hace ya bastante tiempo, los consumidores de un gran número de países han comprobado los beneficios que supone la realización de importaciones desde China. De esta forma al contar con empresas manufactureras en chinas consiguen tener unos precios estables y económicos. En este artículo vamos a señalar ventajas de fabricar en China. 

Si bien el traslado de la producción o la compra de materiales en el gigante asiático ha provocado la crispación de los fabricantes locales, al ver reducido su potencial. Pero la vertiente positiva de este fenómenos es que los consumidores han visto cómo se producía una reducción generalizada de los precios, lo que sin duda repercutió de manera positiva en sus bolsillos. 

Por lo tanto, la importación a China está sufriendo una implicación directa en los mercado internacionales. Desde nuestro punto de vista se está produciendo un cambio y debemos de sumarnos al cambio para aprovecharnos de las ventajas que puede suponer la importación desde China. 

china la "fábrica" del mundo

Quizás sea un título demasiado atrevido. Pero de lo que no cabe la menor duda es que una gran parte de los productos que se consumen en la práctica totalidad del mundo son fabricados en China.

Lo cierto es que desde hace unos años China ha sido el principal fabricante de productos del mundo. Pero en los últimos años se está produciendo un cambio de paradigma, no tanto en la cantidad, sino en la calidad. Así desde los centros de poder chinos se está llevando una verdadera revolución, para que dejemos de asociar los productos chinos con productos de mala calidad. Así políticas como China 2025, no hacen más que aumentar este efecto. Podemos afirmar que se está luchando por continuar siendo una gran cadena de montaje pero en la que los productos destaquen por su elevada calidad. 

Una pista del enorme potencial de China, es que algunas de las principales marcas, elaboran todos sus productos en allí. Así han trasladado su producción hacia China debido a los grandes beneficios, además de a la actual nueva corriente de calidad que arrasa el país. Y que como pasó en Japón a llegado para quedarse. 

Al hilo del párrafo anterior, destacar la importancia de realizar una importación desde China por medio de nuestra propia marca. Además de producirse una diferenciación que puede ser crucial, nos va a permitir obtener mayores ventajas, a cambio de una inversión inicial más elevada, pero que en el futuro veremos recompensada con unos márgenes de beneficio más elevados. 

La fabricación externa, tiene uno de los principales problemas en la cadena de suministro, respecto a la cual deberemos de realizar un control exhaustivo, y contar con un planificación adecuada de esta manera evitaremos cualquier problema.

Ahora a lo largo del artículo vamos a señalar de manera breve algunas de las principales ventajas de fabricar en China.

coste de producción menor

Si hay un indicador del éxito de las empresas manufactureras chinas es que nos van a aportar unos precios de fabricación más baratos que los que podemos encontrar en nuestros países de origen. 

Los motivos por los que el precio de producción es más barato se debe principalmente a una mano de obra más barata. Pero en los últimos años han aparecidos otros factores como son una infraestructuras muy desarrolladas y un sector volcado en la fabricación, con lo que han conseguido optimizar todo el proceso.

Además la implantación de las nuevas tecnologías que cada día hacen más efectivo el proceso y el abaratamiento del transporte internacional hacen más llamativo el mercado chino.

Mayor capacidad

En el caso de las fábricas nacionales, que pueden soportar un volumen limitado, esto no ocurre sin embargo en las empresas China. Pues estas tienen una capacidad mucho más elevada de esta manera, el menor coste laboral se convierte en un factor importante. Pues va a permitir la contratación de un mayor número de personal para completar una posible producción mayor de lo habitual. 

En resumidas cuentas, los importadores chinos así como sus fábricas actúan como auténticas hormigas, capaces de gestionar el trabajo de forma extremadamente eficiente y flexible. Eficiente pues los cada día más los problemas de calidad se están viendo reducidos drásticamente. Flexible pues son capaces de adaptarse a las necesidades del mercado de manera rápida. 

Además todo este proceso sin repercutir a la producción, siendo capaces de cumplir con plazos de manera rigurosa.

mercado global

Debido a que China se ha convertido, por mérito propio, en el mayor productor del mundo, también es un mercado global. Así todo aquel que busca un producto lo busca allí en primer lugar. Esto tiene una doble vertiente nos va a permitir encontrar casi cualquier producto que busquemos. 

Pero tiene otra perspectiva igual de interesante, si conseguimos situar nuestra base en China estaremos orientando nuestros productos hacía un mercado mucho mayor, pues pasaremos de orientar nuestro producto de un área geográfica limitada, de mayor o menor extensión, a ser una empresas cuyos productos se pueden comercializar en cualquier parte del planeta. Establecernos en China supondrá la globalización de nuestro producto.

De esta forma ayudamos a nuestros clientes en China.