Gastos al importar de China.

Los gastos de una importación desde China es una de las preocupaciones que más tienen nuestros clientes. Y no es para menos, ya que en relación a estos gastos sabremos los márgenes de los que constará nuestro producto. Por ello, vamos a resumir los gastos principales de una importación desde China con los que podrás estimar el precio final de tu mercancía.

Gastos principales:

El primer gastos como es obvio, es el precio que el proveedor pone a la mercancía que solicitas. O más bien, el precio final que consigues una vez terminan las negociaciones con el proveedor Chino. Ahora recuerda que si estas hablando con un proveedor Chino posiblemente te haya dado precios EXW o precios FOB. En algunas ocasiones CIF, pero únicamente si se los solicitas.

Vamos a partir de que los gastos los vamos a organizar siempre teniendo como referencia precios FOB, que es el incoterms que recomendamos al importar de China. Por lo tanto teniendo estas tres alternativas, los gastos aumentarían de la siguiente forma:

  • Precios EXW: Estos precios son siempre y cuando tu te hagas cargo de todos los gastos de transporte desde el almacén del proveedor, hasta tu dirección. Por lo tanto si has pedido a tu transitario que te cotice precios para transportar esa mercancía hasta tu dirección, tu agente logístico incluirá absolutamente todos los gastos desde que recoge la mercancía en el almacén del proveedor.
  • Cotización precios FOB: Son las condiciones que recomendamos. Aquí tu transitario te cotizará precios y gastos desde que la mercancía es embarcada en el buque, hasta que la mercancía llega a tu dirección.
  • Condiciones precios CIF: No recomendamos este incoterms. Si lo utilizas, tu agente logístico te cotizará un presupuesto que incluye el transporte y gastos desde que la mercancía es puesta en el puerto de destino, hasta tu almacén.

Suma el precio de la mercancía más el transporte según tu incoterms, y tendrás el valor aduanero de la mercancía.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter
El arancel y el IVA. ¿Algo más?

Una vez tengas el valor aduanero de tu mercancía, consigue la partida arancelaria y aplícale el tanto por ciento correspondiente a dicho valor. Una vez tengas el total, es hora de aplicarle el IVA correspondiente a tu país, si vas a importar desde España hablaríamos de un 21%.

Una vez apliques al valor aduanero, primeramente el arancel, y más tarde al valor obtenido, le apliques el IVA, conseguirás el precio final de tu mercancía con una estimación muy aproximada. Sabiendo esta cuantía, podrás calcular tanto los costes finales de la importación como los márgenes comerciales que tendrá tu producto una vez recibido en el almacén de destino.

¡Ah! Y no olvides como hemos dicho en diferentes artículos, que si eres autónomo, es posible que debas pagar el recargo de equivalencia, infórmate antes de realizar la primera importación desde China.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter
Gastos variables:

Unos de los gastos variables mas relevantes será si escoges transporte marítimo o transporte aéreo. Todo dependerá del volumen de tu mercancía y de la prisa que tengas por recibir tu producto. El transporte aéreo es más rápido pero bastante más caro si hablamos de grandes cantidades. Transporte marítimo es más lento pero bastante más económico si hablamos de cantidades superiores a 1,5 metros cúbicos.

Además también variará del personal que se encargue de gestionarte la logística. ¿Tienes un transitario de confianza? Si es la primera vez que vas a gestionar un envío grande desde China, acuérdate de buscar no solo precios competitivos, sino un personal profesional y ORGANIZADO que lleve a cabo toda la gestión logística. Recuerda esto último, no siempre el precio lo es todo.

Gastos imprevistos:

Hay una serie de gastos imprevistos que hay que tener en cuenta en cualquier importación. Estos pueden ser:

  • Tipo de circuito que se estipule para tu mercancía. Verde, naranja o rojo. Circuito rojo puede suponer unos gastos de entre 600-800USD aproximadamente.
  • Retención de la mercancía. Cuando la mercancía es retenida porque existe alguna anomalía en la documentación aportada, si sobrepasa los días establecidos por aduana, deberá abonar unos gastos de almacenaje.
  • Multas por la importación de productos prohibidos.
  • Gastos “extra” que viene de origen cuando se importa en términos logísticos no recomendados como pueda ser CIF.

Si se gestiona de forma inadecuada una importación, es posible que por el camino te encuentres con una serie de gastos imprevistos. Por ello te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros si tienes alguna duda dentro de los procesos de compra y logística desde China.