Certificación RoHS al importar desde China.

Certificación RoHS, una de las regulaciones que debemos de tener en cuenta a la hora de importar electrónicos tanto dentro de la unión europea como desde China. RoHS es una certificación que restringe ciertas sustancias peligrosas en aparatos electrónicos principalmente metales pesados como puedan ser: Plomo, mercurio, cadmio, polibromobifenilos, PBDE, entre otros.

Saber más
Certificado RoHS. ¿Importas productos electrónicos?

Certificación RoHS, una de las regulaciones que debemos de tener en cuenta a la hora de importar electrónicos tanto dentro de la unión europea como desde China. RoHS es una certificación que restringe ciertas sustancias peligrosas en aparatos electrónicos principalmente metales pesados como puedan ser: Plomo, mercurio, cadmio, polibromobifenilos, PBDE, entre otros.

Este tipo de metales tienen un grave impacto en el medio ambiente lo que hace su prohibición. Normalmente se encuentran en soldaduras, pinturas, baterías o parte metálicas.

 Desde 2013 el actual certificado denominado como RoHS 2, pertenece a la directiva CE, por lo tanto si nos aseguramos previamente que el reporte de pruebas CE del articulo tiene una fecha de reporte valida, nos aseguramos de que tanto CE como RoHS están cumplimentándose de forma correcta. Un paso dado por la UE para facilitar los trámites a los importadores.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

CE, ROHS.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

En el caso de importar desde China, es importante que no demos por hecho que este certificado se cumple en todos los casos. Como hemos hablado en anteriores ocasiones, el certificado CE solo lo tienen un pequeño tanto por ciento de los fabricantes, y si hemos dicho que RoHS va de la mano, nos encontramos con la misma situación. Por lo tanto, sigamos los procedimientos básicos a la hora de seleccionar nuestro proveedor para no encontrarnos con problemas cuando realicemos la importación de productos electrónicos.

Encontramos una gran variedad de productos electrónicos que deben cumplir con esta directiva. Digamos que cualquier producto que deba ser conectado eléctricamente debe de cumplimentar estas regulaciones. Para 2019, la UE quiere introducir RoHS como normal a cumplir en todos los electrónicos, entre los que se encuentran:

  • Aparatos médicos
  • Aparatos semiconductores
  • Electrodomésticos
  • Equipos de computo y comunicación
  • Electrónicos de consumo
  • Iluminación
  • Herramientas eléctricas
  • Juguetes eléctricos
  • Productos deportivos eléctricos

Estos son algunos de los grupos que abarcan los productos en los que por regla general más hincapié se debe hacer a la hora de comprobar si se cumplimenta la certificación RoHS. De esta forma aseguramos su seguridad tanto a la hora de realizar su importación como para ponerlo en comercialización dentro de la UE.

RoHS en China.

¿Cual es el mercado objetivo de tu proveedor?
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google+
  • Twitter

Como hemos dicho anteriormente, asegurarse de la certificación RoHS al importar electrónicos de China es un paso clave. Esto es debido a que muchos proveedores Chinos no cuentan con esta certificación, lo que quiere decir que los productos que nos fabriquen carecerán de las regulaciones, estándares, especificaciones, y demás exigencias que son requeridas dentro de la unión europea.

Si nuestro proveedor únicamente fabrica para el mercado Chino, o para otros mercados que no exijan los requerimientos que están establecidos en Europa, estos proveedores no tienen porque llegar a esos estándares tan altos, por lo tanto no cumplirán con el reglamento RoHS. Todo depende del tanto por ciento de exportaciones que los proveedores desarrollen en diferentes zonas comerciales. Si lo que queremos es importar sobre seguro, busquemos proveedores cuyo mercado principal sea el europeo, y asegurémonos de varias formas:

 

  • Pidamos un reporte de pruebas RoHS evaluado por una empresa de calidad como pueda ser SGS o Bureau Veritas. Importante que el reporte de pruebas sea con una fecha validad, ya que si la fecha es anterior, esto no nos asegura que el proveedor actualmente este utilizando los mismos materiales o realizando una metodología similar a la anterior.
  • Enviar un lote de productos para su evaluación. Cuando el primer lote esta fabricado y el producto esta totalmente ensamblado, se puede enviar a un laboratorio certificado para que prueben si el producto cumple con la normativa RoHS correspondiente. Pero aquí encontramos varios problemas, el primero es que para empezar a fabricar el proveedor te pedirá el primer 30% del total del pedido, por lo tanto si al terminar la primera línea de productos damos con un error en la verificación del RoHS, por lo tanto si no llegamos a una acuerdo con el proveedor podemos perder ese anticipo. Sin embargo, si negociamos el primer pago después de confirmar que los productos cumplen con el RoHS tras probar la primera línea de productos, conseguimos una mayor seguridad en nuestra inversión y fabricación en China.

 

No olvidemos que para cualquier prueba el producto debe de ir completamente ensamblado, ya que la prueba debe de ir realizada a cada una de las piezas que forman el producto evaluado. La calidad en China es uno de los procesos más complejos a la hora de importar, pero una buena gestión de esta nos dará la oportunidad de ser más competitivos con nuestro producto, que al fin y al cabo es nuestro objetivo primordial cuando iniciamos un proyecto de importación de productos fabricados en China.