Significado de ‘circuito verde, naranja o rojo’ durante un despacho de aduanas.

Circuito verde, naranja y rojo. En el transporte internacional marítimo, son los términos por los que se conocen los tres estados en los que puede encontrarse la mercancía a la hora de pasar el despacho de aduanas.

Circuito verde significa que no ha habido ningún problema. Circuito naranja significa que están revisando la documentación y podrían requerir documentación adicional. Por último, canal rojo, significa que la mercancía ha sido detenida para una inspección.

La documentación, fundamental en un despacho de aduanas

La mercancía llega a aduanas para el despacho. Las autoridades aduaneras revisan la documentación proporcionada, pueden pasar tres cosas:

  • Aduanas, Circuito verde: Documentación presentada correctamente. Por lo tanto, la mercancía puede salir o entrar en el país.
  • Inspección de Circuito naranja: En este circuito, aduanas quiere comprobar que la documentación que se ha presentado es la correcta. Es muy probable que soliciten otro tipo de documento, como por ejemplo la carta de doble uso. Hasta que se entregue la documentación requerida la mercancía estará retenida en aduanas.
  • Circuito rojo: Han encontrado errores en la documentación aportada, o que por cualquier otro motivo, han decidido detener la mercancía para una inspección de aduanas.

La clave para que nuestro despacho no se convierta en un proceso largo y costoso, debemos aportar correctamente la documentación requerida.

De igual forma, es recomendable preparar la documentación con mucho cuidado. Es importante aportar la documentación a tiempo, de forma ordenada y limpia. Y por supuesto debe estar completa e incluir todos los certificados que se necesitan para exportar o importar de un país a otro.

¿Cuanto te va a costar una inspección de aduanas?

Antes de ser marcados para una inspección, los contenedores se encuentran habitualmente en el muelle. Esta es la zona en la que esperan hasta embarcar en el buque.

Pero una vez que se ha decidido que un contenedor o grupaje debe ser inspeccionado, se tiene que llevar a un almacén especial, generando un coste adicional por el transporte.

En dicho almacén, la inspección es normalmente realizada por tres personas. Primero, el despachante de aduanas, que comprueba realmente el trabajo que se realiza. Un miembro de la guardia civil y un tercer profesional especialista en este tipo de inspecciones.

En esta inspección habitualmente tienen que abrir el contenedor y sacar algunos bultos para poder ver la mercancía correctamente. En ocasiones tienen que vaciar todo el contenedor, lo que significa que tienen que entrar dentro del contenedor para sacar hasta el último bulto.

Desde el transporte al almacén hasta el vaciado del contenedor, se genera una serie de costes. Deberá abonarlos el importador.

1
Si has llegado hasta aquí posiblemente tengas alguna duda. ¿Te ayudamos?
Powered by