¿Qué es una auditoría interna de calidad?

Una auditoría se basa en una inspección que se realiza en una empresa u organización para comprobar el correcto funcionamiento de la misma en distintas variables. Se suele llevar a cabo por personas ajenas a la entidad que está siendo objeto del examen, denominados auditores.

En el caso de la auditoría interna de calidad, es la que se lleva a cabo en las entidades para controlar la adecuada implantación de la norma ISO9001 en la organización. La realización de estas auditorías internas es de una forma periódica. Además, es un requisito dentro de la propia norma ISO 9001. Se entiende como un aspecto básico para comprobar el grado de desempeño de la norma.

Con una auditoría interna de calidad, se comprueba el funcionamiento de los sistemas implantados. Se identifican las desviaciones que pueden existir e introducir medidas correctivas. Esto asegura que el sistema de valoración de calidad sigue las directrices establecidas. De esta forma, los clientes pueden seguir depositando su confianza en los productos o servicios de la empresa.

Objetivos de una auditoría interna

  • Asegurar el cumplimiento. Aspectos que contempla la norma ISO 9001.
  • Comprobación de la conformidad del sistema. Gestión de calidad implantado en la empresa acorde a los requisitos establecidos.
  • Selección de la eficacia. Sistema de gestión de calidad vigente para la consecución de los objetivos establecidos previamente.
  • Encontrar oportunidades de mejora en el sistema de gestión adoptado.
  • Mantener un registro y documentación. Debe recoger las valoraciones y evidencias evaluadas durante todo el proceso auditor.

 

Beneficios de las auditorías internas

  • Permite conocer la adecuación del sistema de gestión de la calidad vigente según los requisitos de la norma ISO 9001 y sus posibles variaciones.
  • A través de una auditoría interna se pueden descubrir carencias de las que no se tenía constancia previamente y lograr la optimización de costes o del uso de recursos.
  • Con su realización se está manteniendo y actualizando el sistema de gestión de calidad de un modo continuado.
  • Se le da voz al personal de la empresa al ser tenido en cuenta para estas auditorías internas y esto revierte en una mayor concienciación e implicación de la plantilla para el cumplimiento de los requisitos de la norma.
  • La evaluación del sistema genera propuestas de mejora que de otro modo quizás no hubieran sido vistas.
  • La realización de las auditorías internas de forma periódica permite obtener la certificación final de un modo más sencillo al minimizar los contratiempos en las auditorías externas.
1
Si has llegado hasta aquí posiblemente tengas alguna duda. ¿Te ayudamos?
Powered by